logo

Metodología

¿Cómo trabaja Blink Translations?

Paso a paso:
1

«(Toc, toc) ¿Podéis ayudarnos?»

Organización y definición del proyecto: contacto y presupuesto

En esta primera fase, te pones en contacto con nosotros para contarnos tus necesidades. Elaboramos un presupuesto a tu medida, sin compromiso; también determinamos cuales son los traductores que se ajustan a las características del proyecto y comprobamos su disponibilidad para adecuarnos al plazo. Entonces, empezamos a documentarnos y a llevar a cabo una lectura comprensiva del documento para estar listos en caso de que acepte la traducción. De este modo, en caso de que se acepte el presupuesto, ya tendremos bien establecidas las siguientes fases del proyecto y podremos ponernos directamente con la fase de «traducción».

contacto

En la etapa de organización interna, hablamos con nuestros mejores traductores y revisores, les explicamos tus necesidades y ellos, además de comenzar una intensiva fase de documentación conceptual y terminológica, consultan sus agendas y esperan nuestra respuesta para poder actuar con rapidez una vez se confirme el proyecto.

2

¡Acción! Traducción, revisión y segunda revisión

Esta es la fase más activa. Los profesionales ya están preparados para ponerse «manos a la obra» con el proyecto. En cuanto el gestor confirma «¡adelante!», empiezan con la fase de traducción.

Una vez que se ha elaborado la traducción, el documento pasa por una primera fase de revisión y corrección intensiva y detallada, a nivel conceptual, terminológico, ortotipográfico y de estructuración. Se presta mucha atención a la traducción con respecto a su original.

Por último, antes de ser entregada, la traducción pasa por una segunda fase, centrándose sobre todo en el texto elaborado (traducción), prestando la máxima atención al estilo de redacción para conseguir un efecto fluido, elegante y alejado de calcos en la lengua de destino.

3

Edición y entrega: c’est fini!

En esta tercera fase del proceso, nos encargamos de ultimar los detalles del proyecto: en el caso de las traducciones juradas, añadimos todas las certificaciones, fórmulas fedatarias, sellos, firmas, etc., para que el texto goce de una legalidad completa en la lengua de destino. También aplicamos cambios con respecto a la maquetación, diseño externo del documento, formato… Entonces ya podemos entregar la versión final al cliente.