logo

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué diferencia hay entre traducir e interpretar?

    La traducción consiste en transmitir un mensaje escrito de una lengua a otra.

    La interpretación, por otro lado, implica transmitir un mensaje oral de una lengua a otra. De este modo, podemos afirmar que la diferencia principal entre ambas es el canal de comunicación.

  • ¿Cómo trabaja Blink Translations?

    Paso a paso:

    1. «(toc, toc) ¿Podéis ayudarme?»

    Organización y definición del proyecto: contacto y presupuesto

    En esta primera fase, el cliente se pone en contacto con nosotros para expresar sus necesidades. Elaboramos un presupuesto a su medida, sin compromiso, determinamos cuales son los traductores que se ajustan a las características del proyecto y comprobamos su disponibilidad para adecuarnos al plazo, empezamos a documentarnos y a hacer una lectura comprensiva del documento, para estar listos en caso de que acepte la traducción. De este modo, en caso de que se acepte el presupuesto, ya tendremos bien establecidas las siguientes fases del proyecto y podremos ponernos directamente con la fase de «traducción».

    En la fase de organización interna, hablamos con nuestros mejores traductores y revisores, les explicamos sus necesidades y ellos, además de comenzar una intensiva fase de documentación conceptual y terminológica, consultan sus agendas y esperan nuestra respuesta para poder actuar con rapidez una vez se confirme el proyecto.

    2. ¡Acción! Traducción, revisión y segunda revisión

    Esta es la fase más activa. Los profesionales ya están preparados para ponerse «manos a la obra» con el proyecto. En cuanto el gestor confirma «¡adelante!», empiezan con la fase de traducción.

    Una vez que se ha elaborado la traducción, el documento pasa por una primera fase de revisión y corrección intensiva y detallada, a nivel conceptual, terminológico, ortotipográfico y de estructuración. Se presta mucha atención a la traducción con respecto a su original.

    Por último, antes de ser entregada, la traducción pasa por una segunda fase, centrándose sobre todo en el texto elaborado (traducción), prestando la máxima atención al estilo de redacción para conseguir un efecto fluido, elegante y alejado de calcos en la lengua de destino.

    3. Edición y entrega: c’est fini!

    En esta tercera fase del proceso, nos encargamos de ultimar los detalles del proyecto: en el caso de las traducciones juradas, añadimos todas las certificaciones, fórmulas fedatarias, sellos, firmas, etc., para que el texto goce de una legalidad completa en la lengua de destino. También aplicamos cambios con respecto a la maquetación, diseño externo del documento, formato… Entonces ya podemos entregar la versión final al cliente.

  • ¿Cómo se pagan los servicios?

    En Blink Translations aceptamos diversas formas de pago, intentando siempre adaptarnos a lo que mejor te convenga:

    • - Efectivo
    • - Transferencia bancaria
    • - Cheque
  • ¿Cómo puedo solicitar una traducción?

    PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

    ¿Necesitas traducir un documento? ¡Contacta con nosotros!

    1. La forma más rápida es rellenar el formulario de solicitud de presupuesto indicando: idioma de destino, si necesitas traducción simple o jurada y la fecha de entrega, así como tus datos de contacto. Si lo prefieres, en su lugar puedes enviarnos toda esta información y los documentos que necesitas traducir por correo electrónico. Responderemos a tu mensaje de forma inmediata con un presupuesto a tu medida.

    2. Para poner el proyecto en marcha, por favor envíanos el presupuesto firmado, escaneado y… ¡manos a la obra! Tendremos el proyecto preparado para la fecha que necesitas; rápido y sencillo.

    Si lo necesitas, puedes llamarnos al +34 679 38 95 70 o al +34 607 60 79 00. Queremos resolver al instante todas tus dudas.

  • ¿Qué es una traducción jurada?

    Una traducción jurada es aquella que va debidamente firmada y sellada por un traductor-intérprete jurado habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, que da fe de la fidelidad y exactitud de la traducción realizada. De este modo, la traducción adquiere un carácter completamente oficial.

    Muchas veces, los organismos oficiales y demás entidades requieren que, al presentar un documento en una lengua extranjera (como puede ser una partida de nacimiento, un poder notarial, un título académico…), éste vaya acompañado de su traducción certificada por un traductor-intérprete jurado.

    Los traductores-intérpretes jurados son personas autorizadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores para poder realizar traducciones juradas. Ellos son los únicos que pueden realizar, firmar y sellar este tipo de traducciones, pues serán los responsables de la fidelidad y exactitud de la traducción que firman.

    Las traducciones juradas deben, por ello, llevar la firma y sello del traductor jurado, así como la fórmula fedataria en donde el traductor certifica la exactitud y fidelidad del documento traducido.

  • ¿Proporcionáis traducciones juradas?

    ¡Por supuesto! Y estaremos encantados de proporcionarte toda la ayuda que necesites al respecto.

    Únicamente tienes que enviarnos por correo electrónico el documento escaneado del cual necesitas traducción jurada e indicarnos para cuándo la necesitas. Nosotros prepararemos un presupuesto adaptado a tus necesidades y sin compromiso alguno.

  • ¿Sus traducciones son legalmente válidas?

    Todas las traducciones juradas que proporcionamos tienen carácter oficial y son legalmente válidas en el país donde se van a presentar.
    Solamente tienes que indicarnos a la hora de pedir presupuesto si necesitas que la traducción sea jurada y nosotros nos encargaremos del resto.

  • ¿Vuestros traductores son nativos?

    Sí, son nativos. Todos los traductores de Blink Translations trabajan hacia su idioma materno, pues de ese modo se garantiza una perfecta redacción y estilo.

  • ¿Proporcionáis servicios de interpretación?

    Sí, proporcionamos servicios de interpretación y, además, en todas las especialidades posibles en este campo:

    - Simultánea: el intérprete trabaja, por lo general, en una cabina, al mismo tiempo que el orador habla y sin que interrumpa su discurso. Suele realizarse cuando hay un orador y varios receptores.

    - Consecutiva: El intérprete transmite el mensaje en la lengua de llegada una vez el orador hace una pausa (cuando el discurso o ponencia es largo; entonces hace pausas regulares) o ha terminado su discurso (si su ponencia es corta). Suele realizarse cuando hay un orador y varios receptores.

    - De enlace: este tipo de interpretación consiste en transmitir los mensajes de una conversación entre dos o más personas. Puede realizarse en forma de consecutiva y susurrada.

    - Susurrada: el intérprete está junto al receptor (o receptores) de la lengua de llegada y le(s) susurra una interpretación simultánea. Suele utilizarse cuando la mayoría de las personas habla la lengua de partida y solo una minoría no.

    - Jurada: el intérprete es traductor-intérprete jurado habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para llevar a cabo interpretaciones oficiales y legalmente válidas, como por ejemplo las que se requieren en juicios.

    La interpretación es la transmisión de mensajes orales de un idioma a otro en conferencias, reuniones, cursos y demás eventos.

    Además, para garantizar que nuestro servicio sea lo más perfecto posible, nos encargamos de alquilar todo el equipo técnico necesario para poder desarrollar la interpretación in situ: cabinas, receptores, pupitres, emisoras y asistencia técnica.

  • ¿Cómo puedo solicitar una interpretación?

    PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

    ¿Necesitas intérpretes para un evento? ¡Contacta con nosotros!

    1. La forma más rápida es rellenando este formulario de solicitud indicando:

    • - Combinación de idiomas: doble o triple combinación).
    • - Tipo de interpretación que necesita: simultánea, consecutiva, susurrada…
    • - Información del evento: fechas, duración diaria, lugar de celebración, especialidad...
    • - Tus datos de contacto.

    Si lo prefieres, también puedes enviarnos toda esta información por correo electrónico. Responderemos a su mensaje de forma inmediata con un presupuesto a tu medida.

    2. Para poner el proyecto en marcha, por favor envíanos el presupuesto firmado, escaneado y… ¡manos a la obra! Tendremos al equipo de intérpretes perfecto para la fecha que necesita; rápido y sencillo.

    Si lo necesitas, puedes llamarnos al +34 679 38 95 70 o al +34 607 60 79 00. Queremos resolver al instante todas tus dudas.

  • ¿Vuestros intérpretes pueden trabajar en otros países?

    Estamos acostumbrados a proporcionar servicios de interpretación en países de todo el mundo.

    Si necesitas intérpretes para un evento en otro país o continente, háznoslo saber y organizaremos el proyecto de acuerdo a estas necesidades. Nuestros intérpretes están acostumbrados a trabajar en congresos, foros, y todo tipo de eventos a nivel internacional y les encanta viajar.

  • ¿Cómo puedo darme de alta como cliente habitual para conseguir descuentos?

    Es tan sencillo como llamarnos (+34 607 607 900 / +34 679 38 95 70) o escribirnos un correo electrónico. Hablaremos con vosotros o, si es posible, concertaremos una pequeña reunión, para conocer vuestras necesidades y, en base a ello, estableceremos unas tarifas verdaderamente económicas y diseñadas para vuestros proyectos.

  • ¿Cómo aseguráis la confidencialidad?

    Todos los profesionales con los que trabajamos firman con nosotros un compromiso de confidencialidad, en donde acuerdan no revelar ni divulgar información alguna sobre los proyectos con los que trabajen, ni durante el proceso de creación ni tampoco una vez el proyecto se ha cerrado.

  • Requisitos para trabajar en Blink Translations

    1. Nativo en la lengua de destino: todos los traductores que colaboran con Blink Translations trabajan hacia su idioma materno, pues de este modo se garantiza una perfecta redacción y estilo.

    2. Formación específica en el ámbito de la traducción: esta es la razón principal por la que ser traductor no significa simplemente saber idiomas. Un buen traductor tiene conocimientos en traductología, técnicas y estrategias de traducción.

    3. Formación en el campo de especialidad, por ejemplo: traducción jurídica, traducción médica, traducción económica…

    4. Puntualidad: cuando se acepta un proyecto de traducción, habiéndose establecido previamente los plazos de entrega, es muy importante que el traductor los cumpla con rigor; en caso contrario, retrasará las siguientes fases del proyecto y, como consecuencia, incluso la entrega final. No hay que olvidar que un proyecto de traducción no se basa únicamente en la traducción del documento. Además, cuenta con fases previas y posteriores: la preparación del proyecto con herramientas TAO, documentación terminológica y conceptual del proyecto en particular, la fase de revisión posterior a la traducción del documento, la edición y maquetación del archivo final, etc.

    5. Compromiso: el compromiso es una de las características imprescindibles de todo profesional (sea traductor o no). Es fundamental que el traductor, revisor, intérprete… se comprometa con el proyecto asignado para que el resultado sea perfecto.

    6. Disponibilidad: todos tenemos vida personal y no podemos estar las 24 horas pegados al correo electrónico o al teléfono. No obstante, si trabajamos en un proyecto de traducción, los plazos suelen ser muy breves; por lo tanto, es importante estar disponible para mantener una comunicación fluida que garantice el éxito del proyecto.

    7. Código deontológico: hay muchas normas «no escritas» en el mundo de la traducción. Algunas de estas incluyen no intentar conseguir que ese cliente deje de trabajar para la agencia, de modo que se convierta en cliente directo para el traductor (es decir, actuar de mala fe a espaldas de la agencia). Para evitarlo, el profesional debe firmar un compromiso con nuestra empresa.

    8. Alta como autónomo: es requisito indispensable para que los trabajos que realice se facturen de forma legal, de acuerdo con las condiciones del país emisor de la factura.

    9. Documentación: como ya hemos comentado, una traducción no solo conlleva leer, comprender y escribir. Un buen traductor sabe que es imprescindible documentarse antes de comenzar el proceso de traducción. Es necesario leer el documento original, estudiar la terminología y documentarse a nivel conceptual para conseguir trasmitir con toda la fidelidad posible el mensaje en el idioma de destino.

    10. Buen escritor: los traductores son también autores, ya que elaboran un texto nuevo en un idioma nuevo. Debe ser completamente fiel al original (a nivel conceptual) y transmitir con precisión el mensaje (a nivel terminológico); además, para conseguir trasladar el mensaje, debe saber redactar correctamente en el idioma de llegada. Una redacción fluida, con una gramática y ortotipografía correctas son las máximas de una traducción de calidad.

    Si crees que cumples estos requisitos, estaremos encantados de colaborar contigo. Envíanos tu CV junto con el formulario que aparece más abajo rellenado a blink@blinktranslations.com.

    Formulario de Blink Translations para traductores e intérpretes